Editorial: Redistribución de distritos en San José plagada de confusión, necesita reforma
El Ayuntamiento de San José se muestra en esta foto de archivo.

Una vez por década, San José vuelve a trazar sus límites políticos para lograr un campo de juego nivelado. El proceso tiene como objetivo garantizar que los 10 distritos municipales tengan una representación equitativa. Revisa si las minorías, las empresas y los vecindarios están bastante alineados. Trabaja para garantizar que quienes gobiernan lo hagan no solo para el mejoramiento de sus electores, sino también para la prosperidad de la ciudad en su conjunto.

Esta vez se volvió desordenado, acalorado y confuso. Una entrega tardía del censo tampoco ayudó, pero la Comisión de Redistribución de Distritos de San José tuvo meses para estudiar el proceso, escuchar las opiniones del público y volver a trazar los límites. Una vez que llegaron las cifras del censo, los comisionados podrían incluir comentarios públicos con los datos y aplicar sus conocimientos sobre el tema.

Deben haber entendido la importancia de su papel cuando se nombró a cada individuo de la comisión de 11 miembros. Deberían haber sabido que en una ciudad bien educada y muy vocal como San José habría un fuerte compromiso de la comunidad. Deberían haber cuestionado por qué la comisión no reemplazó al único comisionado asiático-estadounidense, que se retiró en junio, por otro asiático-estadounidense cuando los asiáticos son la minoría mayoritaria en San José.

Su falta de perspicacia e inacción conducen a lo inevitable.

El proceso se volvió difícil y terminó lejos de su resultado previsto. El mapa de la comisión creado en colaboración con el consultor de la comisión, socios de redistribución de distritos, dio paso a dos mapas adicionales, el mapa de la comunidad y el mapa de la unidad, debido a la frustración del público.

El Mapa de Unidad fue creado por organizaciones de derechos civiles, laborales y comunitarias que argumentaron que el Mapa de la Comisión carecía de una representación justa. El Mapa de la Comunidad fue desarrollado por Neighbors Keeping Communities Together, un grupo de asociaciones comerciales y de vecindarios que temían dividirse en distritos separados.

En ese momento, la Comisión de Redistribución de Distritos podría haber dado un paso atrás y reconsiderar su trabajo y enmendar los límites antes de enviar cualquier mapa al Concejo Municipal. En cambio, votó a favor de enviar los tres mapas basándose en el mérito. Por lo tanto, pasar la pelota y la carga a los concejales.

Las acciones de la comisión colocaron al Ayuntamiento en una situación delicada. Con el tiempo agotando y las emociones públicas a gran velocidad Reunión del 30 de noviembre, los concejales retrasaron la aprobación de cualquier mapa. La situación se agravó aún más por la inminente fecha límite federal del 14 de diciembre para finalizar el proceso. Si San José no cumplía con la fecha límite, los tribunales intervendrían y volverían a trazar los límites.

Con solo siete días para el final, los concejales David Cohen y Magdalena Carrasco llevaron sus propios mapas a la reunión del 7 de diciembre —confundiendo aún más y retrasando un proceso ya complicado— y ahora eran cinco.

Cohen mostró cómo su mapa tenía en cuenta las realineaciones de los otros tres mapas. Al menos abordó algunos puntos calientes como mantener a Japantown y Vendome en el mismo distrito. Realizó la realineación de las fronteras del Distrito 10 y 2 de norte a sur a este a oeste. Sin embargo, el mapa de Cohen, denominado Mapa del Consejo, parecía estar más cerca de un compromiso que cualquier otro mapa, sin dejar de adherirse a la Ley de Mapas Justos, una ley federal que prohíbe el gerrymandering partidista. Los concejales se reunirán el 14 de diciembre, a partir de ahora, para finalizar y aprobar el Mapa del Concejo.

Este giro de último minuto al estilo de Silicon Valley nunca debería haber ocurrido.

La Comisión de Redistribución de Distritos comenzó su trabajo en febrero con tiempo suficiente para entregar al Ayuntamiento un mapa final. Si un concejal puede llegar a una solución en unos pocos días, mientras que después de 10 meses una Comisión de Redistribución de Distritos no puede, quizás debamos repensar cómo se redacta y ejecuta el estatuto de la Comisión de Redistribución de Distritos. Incluso el comisionado Fred Buzo reconoce que el sistema tiene fallas y señala que la comisión solo está obligada a proporcionar una recomendación o un informe. No están obligados a enviar un mapa.

La buena noticia es que tenemos 10 años para resolverlo.

Moryt Milo es el asesor editorial de San José Spotlight. Tiene más de 20 años de experiencia en el periodismo de Silicon Valley, incluidos roles como editora de Silicon Valley Business Journal y como reportera y editora de Silicon Valley Community Newspapers. Siga a Moryt en @morytmilo en Twitter y ponte al día con ella editoriales mensuales aquí

Política de comentarios (actualizada el 11/1/2021): Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios o prohibir a los usuarios que se involucren en ataques personales, incitación al odio o en exceso, o que hagan declaraciones falsas verificables. Los comentarios son moderados y aprobados por los administradores.

Dejá un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.