El distrito escolar de Alum Rock Union, en batalla, selecciona un nuevo administrador
Corina Herrera-Loera celebró su victoria el miércoles por la noche con abrazos y fotos con amigos, familiares y miembros de la comunidad que salieron a apoyarla. Foto de Carina Woudenberg,

Después de una larga reunión que terminó alrededor de 10: 30 pm el miércoles, la junta de fideicomisarios del Distrito Escolar Alum Rock Union nombró a la ex miembro de la Junta de SOMOS Mayfair, Corina Herrera-Loera, para llenar una vacante dejada por Karen Martínez.

Martínez renunció a la junta en diciembre después de ser elegido miembro del Distrito de San Jose Evergreen Community College District.

El miércoles, la junta debatió acaloradamente la decisión de nombrar a Herrera-Loera.

El único voto en contra provino de la fideicomisaria Dolores Márquez, quien expresó su oposición debido a la afiliación de Herrera-Loera con la organización sin fines de lucro que tiene como objetivo apoyar a los niños y las familias en el este de San José. Herrera-Loera renunció a la Junta Directiva de SOMOS Mayfair para garantizar que “no existan conflictos de intereses reales o percibidos”, dijo la presidenta Quency L. Phillips.

Márquez declaró que aquellos afiliados a la organización sin fines de lucro han interrumpido históricamente a la junta durante sus reuniones y por eso no pudo apoyar a Herrera-Loera.

"No hay aportes de la comunidad en este momento", dijo Márquez, quien señaló más adelante en la reunión que estaría dispuesta a llevar la decisión a los votantes a pesar de que significaría un costo considerable para el distrito. "Pasamos los dos años enteros con tanta falta de respeto".

La presidenta de la junta, Linda Chávez, originalmente votó en contra de Herrera-Loera, pero cambió de opinión para romper el empate entre los cuatro miembros de la junta.

“Ella no fue mi primera elección y la razón es que no estoy de acuerdo con muchas cosas en las que ella cree”, dijo Chávez. "Pero creo que ella sería una buena administradora".

Herrera-Loera corrió contra otros siete candidatos. Esos miembros incluyen a Jamil Carter, Adriana Ayala, Roberto Carlos Alvarez, Brenda Zendejas, Raymond Mueller, Richard Chesney Keller, Jr. y Juan M. Quinones.

A cada candidato se le dieron cuatro minutos durante la reunión especial para abordar ocho preguntas formuladas por los miembros. Las preguntas se basaron en una serie de valores que la junta quiere priorizar, como un enfoque en los estudiantes y sus familias.

Después de que los miembros de la junta pasaron por un sistema de clasificación administrado por un facilitador externo, redujeron la lista a cuatro candidatos: Carter, Zendejas, Quiñones y Herrera-Loera.

Los partidarios de Herrera-Loera llenaron la sala de juntas del distrito el miércoles y promocionaron sus calificaciones durante el comentario público. Como varios de sus compañeros candidatos, Herrera-Loera y su esposo tienen hijos en el distrito.

También se desempeña como suboficial de libertad condicional del condado de Santa Clara, un papel que desempeñó durante casi 13 años. Herrera-Loera y otros indicaron que su experiencia trabajando con un grupo diverso y a veces desafiante de personas sería ventajoso para trabajar con una junta a menudo polémica.

El distrito, que actualmente atiende a aproximadamente estudiantes de 10,000 en todas las escuelas de 24, ha sido objeto de numerosos incidentes que involucraron recientes turbulencias.

Un informe del gran jurado 2017-2018 solicitó la renuncia de tres de sus miembros: Esau Herrera, Dolores Márquez y Khanh Tran. El gran jurado llamó a esos fideicomisarios por llegar a un acuerdo con la empresa de construcción Del Terra y crear un conflicto de intereses al asignar a la empresa a los roles de gerente de programa y gerente de construcción.

El informe describió un conflicto adicional cuando Del Terra supuestamente no completó los proyectos a tiempo y facturó un trabajo que ni siquiera había comenzado.

El jurado también alegó que la junta violó la Ley Brown, la ley de reuniones abiertas del estado, cuando no proporcionó a la Superintendente de distrito Hilaria Bauer suficiente aviso antes de una reunión en la que planearon acciones disciplinarias contra ella.

Según los informes, los miembros de la junta se han enfrentado con el superintendente. Según los informes, Bauer presentó una orden de restricción contra Tran el año pasado después de que la acusó de ser responsable de los problemas financieros del distrito que fueron provocados, en parte, por los tratos del distrito con Del Terra.

Además de recibir la orden de restricción, los comentarios de Tran hacia el superintendente lo llevaron a ser expulsado del tablero.

Si bien las actividades del miércoles por la noche revelaron un conflicto continuo, la energía en la sala era alta luego de la victoria de Herrera-Loera.

“Estoy muy emocionado”, dijo Herrera-Loera luego de que la junta le notificara su decisión. “Trabajé duro, no para conseguir el asiento, pero desde el primer día me di cuenta de que era evidente en el trabajo que había hecho y las relaciones que construí a través de mi experiencia laboral. Todo eso me llevó a estar aquí ".

Contacte a Carina Woudenberg en [correo electrónico protegido] o sigue a @carinaew en Twitter.

Dejá tu comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.