ACTUALIZACIÓN: San José explorará extender los derechos de voto a los no ciudadanos
La concejal de San José, Magdalena Carrasco, propone una medida el 10 de enero que permitiría a los inmigrantes que no son ciudadanos estadounidenses participar en las elecciones locales. Foto de Tran Nguyen.

San José explorará una propuesta para permitir que los inmigrantes que no son ciudadanos estadounidenses participen en las elecciones locales.

Después de horas de apasionados testimonios públicos, el Concejo Municipal votó 10-1 el martes por la noche para explorar un plan propuesto por los Concejales Magdalena Carrasco y Sylvia Arenas para extender los derechos de voto a los residentes que no son ciudadanos. El concejal Dev Davis emitió el único voto en contra.

Los concejales llevarán a cabo una sesión de estudio sobre la propuesta más adelante este año para considerar enviarla a votación para la aprobación de los votantes.

“Como representantes de las personas de nuestra comunidad, debemos asegurarnos de representar a todos en nuestra comunidad en la ciudad de San José, incluidos aquellos que no están aquí legalmente y que están esperando que les llegue por correo su estatus de ciudadanía. ”, dijo Arenas.

El consejo también aprobó un plan para presentar a los votantes un cambio que cambiaría las elecciones de alcalde de los años de elecciones intermedias a los años de elecciones presidenciales a partir de 2024.

Los legisladores también estudiarán una serie de posibles cambios en las leyes de la ciudad, que incluyen permitir la votación por orden de preferencia, agregando más distritos municipales y  aumento de la vigilancia policial—las recomendaciones provinieron del Comisión de Revisión de Estatutos, órgano presidido por ciudadanos designados por el Ayuntamiento. La comisión pasó casi un año revisando la carta de la ciudad antes de hacer sus recomendaciones finales al Ayuntamiento.

Los votantes aún tendrán la última palabra sobre los cambios en las elecciones primarias y de mitad de período de este año.

La propuesta de extender los derechos de voto le daría a más de 200,000 residentes no ciudadanos en San José el derecho a seleccionar nuevos legisladores y opinar sobre diferentes políticas en futuras elecciones locales. La ciudad de Nueva York se convirtió en la ciudad más grande en promulgar una ley similar el mes pasado, mientras que San Francisco aprobó una ley en 2016 para permitir que los padres que no son ciudadanos voten en las elecciones de la junta escolar.

Carrasco y Arenas presentaron la propuesta histórica el viernes pasado y realizaron una conferencia de prensa el lunes. Argumentan que los no ciudadanos en San José que pagan impuestos, contribuyen a la economía y dan forma a la cultura de la ciudad merecen tener voz en las políticas que afectan a su comunidad.

“Solo es controvertido porque la gente lo está haciendo así”, dijo Arenas, y agregó que la ley estatal permite que las ciudades extiendan los derechos de voto a los no ciudadanos a nivel local.

Eva Heredia, residente de San José y organizadora comunitaria, dijo que la comunidad inmigrante ha soportado de manera desproporcionada la peor parte de la pandemia, pero no puede opinar sobre las políticas locales que los afectan. Foto de Tran Nguyen.

La propuesta de extender los derechos de voto en San José a todos los residentes de la ciudad, incluidos los indocumentados, con una visa de trabajo o "Soñadores", lleva años en proceso. El esfuerzo se pospuso bajo la administración Trump, que obstruyó y atacó el camino a la ciudadanía para muchos, dijo Carrasco.

“(Muchos de ellos) han estado aquí por 20 años, tratando de convertirse en ciudadanos estadounidenses, y no han podido porque el sistema de inmigración no funciona”, dijo. “No hay fila para entrar”.

Más de 100 residentes llamaron para apoyar la idea, ya que instaron al Concejo Municipal a defender los derechos de voto de todos los miembros de la comunidad.

“Es un camino hacia un San José más inclusivo, democrático y racialmente justo”, dijo el residente Khari Crawford. “Este es el tema más importante”.

La propuesta de extender los derechos de voto no fue estudiada ni recomendada por la Comisión de Revisión de la Carta de 23 miembros, como lo fueron los otros temas, lo que llevó al concejal David Cohen a tuitear antes de la reunión que no apoyaría explorar el plan. El presidente de la comisión, Fred Ferrer, dijo que la comisión no estudió la idea porque no surgió durante el proceso de un año.

Cohen cambió de opinión en la reunión y acordó tener una sesión de estudio sobre el cambio en la ley de votación en San José. Algunos residentes todavía criticaron sus comentarios anteriores.

“Tratar de cerrar una idea perfectamente sencilla que expande la democracia, como sugirió David Cohen en su tuit de hoy, es lo más blanco que puede hacer como miembro del consejo”, dijo Kim Guptill, residente desde hace mucho tiempo.

Algunos residentes también expresaron conmoción y frustración de que San José consideraría permitir que los no ciudadanos voten en las elecciones locales.

“Es equivalente a que los extranjeros se apoderen de nuestra ciudad”, dijo la residente Brenda Dohmen. “Esto es Estados Unidos y cuando te conviertes en ciudadano estadounidense, obtienes el derecho a votar”.

Varios legisladores señalaron que el tema ha despertado emociones. La concejal Maya Esparza condenó el sentimiento antiinmigrante que vio en los correos electrónicos enviados al Concejo Municipal con respecto a la propuesta de derechos de voto.

“Hemos recibido algunos correos electrónicos espantosos”, dijo. “No repetiré los debates que están ocurriendo ahora mismo en Washington, DC, pero nuevamente, somos un microcosmos de estos debates nacionales. Depende de nosotros ser realmente conscientes de en qué lado de la historia queremos estar”.

Las organizaciones comunitarias locales y los activistas respaldan el plan. Eva Heredia, líder del grupo comunitario Services, Immigrant Rights, and Education Network, dirigió un cántico en el evento el lunes: “Aquí vivo, aquí voto”.

Heredia, un residente de San José con dos hijos, dijo que la comunidad inmigrante se ha visto afectada de manera desproporcionada por la pandemia, ya que han sido la columna vertebral que mantuvo a Silicon Valley en movimiento. Como residente permanente legal, Heredia aún no puede votar hasta que se convierta en ciudadana naturalizada. Según los datos del condado de 2018, hay aproximadamente 366,000 inmigrantes viviendo en el condado de Santa Clara. La mayoría—alrededor de 208,000 personas—tiene algún tipo de protección legal.

“Siempre escuché al estadounidense decir que no hay impuestos sin representación. Desafortunadamente… vivo esa realidad”, dijo. “Es hora de que (mi) voz sea escuchada y tenida en cuenta”.

Comuníquese con Tran Nguyen en [correo electrónico protegido] o sigue a @nguyenntrann en Twitter. 

Política de comentarios (actualizada el 11/1/2021): Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios o prohibir a los usuarios que se involucren en ataques personales, incitación al odio o en exceso, o que hagan declaraciones falsas verificables. Los comentarios son moderados y aprobados por los administradores.

Deje su comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La redacción de tu comunidad te necesita. ¿Tomará una participación personal en su éxito?

¡Su regalo a San José Spotlight hoy se TRIPLICARÁ!

Su apoyo nos permite contar con reporteros increíbles como Tran Nguyen, quien trabaja incansablemente para brindarle historias detalladas que afectan directamente su vida.