Los defensores de Silicon Valley presionan para obtener fondos para combatir el robo de salarios
Ruth Silver Taube, abogada del área de la Bahía y defensora de los derechos humanos, se dirige a los medios de comunicación en una conferencia de prensa sobre la expansión de los fondos para la Oficina de Cumplimiento de Normas Laborales del Condado de Santa Clara. También en la foto: Ben Field, Magaly Mata, Derecka Mehrens y Jenny Higgins Bradanini. Foto de Kyle Martin.

Las víctimas de robo de salario y agresión y acoso sexual en el lugar de trabajo están pidiendo a la Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara que financie asociaciones con organizaciones locales sin fines de lucro para exponer a los violadores de los derechos de los trabajadores en South Bay.

El martes, la junta determinará si asigna o no hasta $ 1 millón en fondos del condado a organizaciones que luchan por los trabajadores mal pagados y desfavorecidos en la región. Durante una conferencia de prensa el lunes, las víctimas de robo de salario y los defensores instaron a la comunidad a apoyarlos mientras piden a los legisladores del condado que aprueben el posible financiamiento.

Una trabajadora inmigrante filipina, que pidió solo ser identificada como "Nelly" por temor a represalias, recordó su experiencia como trabajadora doméstica las 150 horas del día que ganaba $ 1995 a la semana de 2010 a XNUMX. Nelly dijo que su empleador le robó el salario y no pagó lo que se le debía durante su empleo.

Pero se considera a sí misma "una de las afortunadas". Encontró refugio y asistencia legal en la Asociación Pilipino de Trabajadores e Inmigrantes, también conocida como PAWIS, una palabra en tagalo que se traduce como "sudor".

“No me importa el dinero”, dijo a San José Spotlight Nelly, quien también dijo que fue víctima de trata de personas. "Me importa mi reputación".

La conferencia de prensa fue convocada por organizadores que luchan para poner fin al sufrimiento de miles de víctimas de robo de salario, agresión sexual y abuso, muchos de los cuales son inmigrantes, minorías y, más específicamente, mujeres.

Magaly Mata, una trabajadora de un restaurante de San José, detalló su abuso en el lugar de trabajo como cocinera, asistente de camarera y cajera que trabajaba regularmente de 8 am a 8 pm, sin descansos, almuerzos ni licencias médicas.

Trabajó todos los días de la semana desde 2015 hasta 2016 hasta que dejó su trabajo en un restaurante porque "simplemente no me pagaban el salario", dijo Mata a través de un traductor de español. Mata dijo que su empleador a menudo le ofrecía un "préstamo" cuando necesitaba dinero, pero no pagaba el préstamo ni su salario.

Más tarde ganó un caso contra su empleador, pero dijo que no ha visto "un centavo, ni siquiera la mitad".

Los defensores esperan desafiar a los abusadores ampliando las asociaciones entre las organizaciones sin fines de lucro y la Oficina de Cumplimiento de Normas Laborales del condado, u OLSE, una nueva oficina activada por la Junta de Supervisores en diciembre pasado.

"Aunque tenemos muchas buenas leyes en los libros, las leyes en los libros no son autoaplicables", dijo Ben Field, director ejecutivo del Consejo Laboral AFL-CIO de South Bay, quien dijo que la votación del martes es de "importancia crucial".

La supervisora ​​Cindy Chávez le dijo a San José Spotlight que un mayor financiamiento para la OLSE proporcionará a cientos de miles de trabajadores que enfrentan abusos y robo de salarios en el condado.

“Probablemente no haya momento, al menos en mi edad adulta, en que haya visto más miedo en los trabajadores que ahora”, dijo Chávez. “Creo que esto es algo que [dice] 'justicia retrasada es justicia denegada'. Para la mayoría de las mujeres haber sido agredidas sexualmente, haber pasado por el proceso para obtener un juicio adjudicado, que no actuemos en consecuencia es espantoso. Tenemos que actuar ”.

Derecka Mehrens, directora ejecutiva de Working Partnerships USA, dijo que su organización, a través de su trabajo, ha descubierto que “la implementación es tan importante como aprobar las leyes mismas”.

Ruth Silver Taube, abogada, defensora de los derechos humanos y presidenta de servicios legales de South Bay Coalition to End Human Trafficking, enfatizó la importancia de las demandas en los últimos años que llevaron a millones de dólares en acuerdos para cientos de trabajadores del Área de la Bahía víctimas del robo de salarios. . Mencionó casos como el de los trabajadores de Yank Sing, una empresa de restaurantes de San Francisco que en 2014 pagó $ 4 millones en pagos atrasados ​​y beneficios a 280 de sus trabajadores.

Ella dijo que el condado de Santa Clara está en "extrema necesidad" de una mayor atención y financiación sobre los abusos en el lugar de trabajo y el robo de salarios.

“Las agencias estatales y las agencias federales se están ahogando y no pueden hacerlo por sí mismas”, dijo. “Mañana, el condado tiene la oportunidad de duplicar los fondos para el alcance comunitario, ampliar el alcance de la OLSE para cubrir el acoso sexual, la agresión sexual, la trata laboral y las represalias, además del robo de salarios, y proteger a más residentes del condado”.

La Junta de Supervisores se reunirá en 9: 30 am martes en 70 W. Hedding Street en San José.

Póngase en contacto con Kyle Martin en [correo electrónico protegido] o sígalo @ Kyle_Martin35 en Twitter.

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.