South Asian Asian Americans informan ataques y hostigamiento en medio de una pandemia de coronavirus

Las publicaciones virales que documentan ataques o acoso contra los asiáticos estadounidenses en medio de la nueva pandemia de coronavirus no son incidentes aislados, ni South Bay está excluido de ello, dicen investigadores académicos y agentes de la ley.

Si bien estos incidentes se han demostrado en interacciones cotidianas que van desde tiendas de comestibles y disputas de inquilinos, los investigadores dicen que el racismo ha sido provocado por la oficina más alta de la nación, ya que el presidente Donald Trump y su administración han utilizado un lenguaje como el "Virus chino" y el "Virus Wuhan". "Para describir COVID-19, la enfermedad causada por el virus. Estos términos también han sido considerados inapropiados por la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

"Las palabras importan", dijo Hien Do, profesor de sociología del estado de San José y coordinador del Programa de Estudios Asiáticos Americanos, citando el lenguaje de Trump sobre el virus. "Necesitamos tener el coraje de ponernos de pie y luchar unos por otros y denunciar cualquier acto racista, especialmente para las comunidades de color".

Según su investigador, Russell Jeung, profesor de estudios asiático-estadounidenses de la Universidad Estatal de San Francisco, una base de datos que permite a las personas reportar incidentes de discriminación contra personas que son asiáticas e isleñas del Pacífico vio más de 370 casos en sus primeros cuatro días. los formulario de informe - creado por los chinos para la Acción Afirmativa y el Consejo de Planificación de Políticas de Asia Pacífico - ha mostrado incidentes de insultos raciales, pero también actos más atroces de escupir y toser a personas en todo el país.

"Debido a que es una enfermedad que podría propagarse, las personas sienten que pueden toser y escupirnos", dijo Jeung. "Van a ser los súper propagadores del virus, no los asiáticos ... es algo irónico".

La investigación de Jeung, presentada en el New York Times, descubrió que estos incidentes no solo les están sucediendo a los estadounidenses de origen chino, que enviaron la mitad de las respuestas, sino a todos los grupos asiáticos que respondieron. Las mujeres tenían tres veces más probabilidades de ser atacadas que los hombres, dijo Jeung.

Las acciones, dicen ambos investigadores, siguen una larga historia de discriminación contra los asiáticos en los EE. UU. Además de las políticas dirigidas específicamente a grupos asiáticos como la Ley de Exclusión de China, las personas de ascendencia asiática han sido sometidas a una histeria por motivos raciales en torno a la transmisión de enfermedades, incluyendo La cuarentena del Barrio Chino de San Francisco a principios del siglo XX.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Santa Clara está tomando nota de un aumento en los incidentes contra personas de ascendencia asiática que han sido cubiertos por los medios de comunicación y difundidos en las redes sociales, aunque los fiscales dicen que deben diferenciar entre delitos de odio e incidentes de odio. La oficina del fiscal presentó su primer cargo por un delito menor de odio relacionado con el coronavirus el 2 de abril, según el portavoz Sean Webby, por un delito que involucró a un acusado que amenazó a una pareja vietnamita en San José.

El condado está compuesto por más del 38% de asiáticos y predominantemente compuesto por personas de color.

El fiscal jefe adjunto de distrito Jay Boyarsky dijo que se necesitan pruebas penales para enjuiciar los delitos de odio. A menudo, los delitos incluyen vandalismo o asalto, pero los delitos de odio también deben mostrar evidencia de que el delito ocurrió debido a la etnia, nacionalidad, género o religión de una persona, entre otras categorías legalmente protegidas.

"Cuando hay un crimen de odio, no es solo ese individuo el que es víctima, es toda la comunidad, las personas que se ajustan al mismo grupo demográfico", dijo. "Un crimen de odio puede tener muchas víctimas".

Los incidentes de odio, por otro lado, pueden no tener una sala de audiencias, pero los funcionarios dicen que están tomando medidas para crear solidaridad para oponerse al mensaje de odio e implementar la educación en la comunidad. Boyarsky alentó a las personas a denunciar los incidentes de odio a la policía local para ayudar a crear conciencia sobre el problema, incluso si no puede convertirse en un acto delictivo.

La oficina del fiscal de distrito publicó recientemente un anuncio de servicio público con información sobre delitos de odio, con fiscales de diversos orígenes que condenaban términos como el virus "chino" o "italiano" para describir COVID-19. "Los virus no tienen origen étnico, religión, sexualidad o género", dijo Cheri Hawkins, fiscal adjunta de distrito, en el video.

Centro de Gobierno del Condado de Santa Clara. Foto cortesía del condado de Santa Clara.

El primer residente del condado de Santa Clara en dar positivo por COVID-19 emitió una declaración condenando la xenofobia en medio de la pandemia.

"Por favor, dejen de estigmatizar a las personas", dijo el hombre, quien pidió permanecer en el anonimato por razones de privacidad médica y para proteger su identidad. “Este no es el momento de lastimarse mutuamente. Es el momento de ser amables el uno con el otro para que podamos superar esto juntos ”.

Un incidente que recientemente recibió una gran cantidad de publicidad en el Área de la Bahía vino de Tracy Lee, quien publicó en Facebook comentarios racistas hechos por un empleado de una tienda de comestibles de Cupertino que le dijo que había traído el coronavirus a la región. Según los datos del censo, más de tres de cada cinco residentes de la ciudad de South Bay se identifican como asiáticos.

Se produjo una discusión, que finalmente dio lugar a que Lee publicara el incidente y obtuviera miles de comentarios en apoyo y compartidos en las redes sociales. ABC 7 reportero Dion Lim documentó el incidente mientras buscaba hablar sobre la creciente discriminación contra los asiáticoamericanos. Lee no respondió a una solicitud de comentarios.

"Esto es muy doloroso", escribió Lee en su publicación. “Este tipo de comportamiento es hiriente y discordante. Me entristece que los miembros de nuestra comunidad se vuelvan unos contra otros en lugar de apoyarse unos a otros en estos tiempos de crisis ".

La tienda, Oakmont Produce Market, se disculpó en Facebook el 22 de marzo, diciendo que un trabajador había sido despedido. "Trabajaremos para hacer esto bien, ya que apreciamos a todos nuestros clientes y somos conscientes de que la comunidad local es lo que nos impulsa todos los días", decía la publicación.

La Law Foundation de Silicon Valley manejó un caso reciente de un hombre asiático local a quien supuestamente el propietario le dijo que se mudara inmediatamente porque el propietario no quería que propagara el virus, según Nuemi Guzman, un trabajador comunitario de la vivienda de la fundación. programa.

"Siento que probablemente hay más personas pasando por esto, pero probablemente tengan miedo", dijo Guzmán.

Los investigadores y los funcionarios están de acuerdo. “También vemos que por cada incidente, hay muchos que no lo hacen, y es inaceptable en el condado de Santa Clara”, dijo Boyarsky.

Derek Cheng, un director de marketing de software de 48 años, dijo que el aumento de incidentes le hace pensar en ir a la tienda de comestibles en medio del refugio del condado en orden. Sus amigos han hablado sobre sus temores de salir y uno está considerando comprar un arma, dijo Cheng.

Derek Cheng dijo que manejar las ansiedades de lo desconocido en medio de la crisis del coronavirus ha resultado difícil.

La madre de Cheng, que vive en Hong Kong y recibe noticias del gobierno chino, está preocupada de que salga debido a los informes de violencia contra los asiáticos, dijo.

"Esto es algo que está afectando a toda la población mundial", dijo Cheng. “De alguna manera, la Tierra está tratando de matarnos, no a los chinos. Entonces, si vas a enfadarte, enfréntate a la naturaleza porque si no fuera por esta pandemia, sería otra pandemia. Todos estamos sufriendo ahora mismo ".

Comparó el aumento de incidentes con las secuelas del 9 de septiembre, cuando las personas que se creían musulmanas fueron objeto de ataques por motivos raciales.

Trump dijo recientemente Fox News que dejará de usar el término "virus chino" para no "darle más importancia". Sin embargo, Jeung dice que el lenguaje del presidente ha funcionado para desviarse de la respuesta de su administración. La esposa de Jeung es una médica que no tiene suficiente equipo médico para protegerse a sí misma ni a los pacientes, dijo.

"Ahora está tratando de echarle la culpa al pueblo chino y está poniendo a mi familia en un riesgo aún mayor, riesgo de racismo", dijo Jeung. “Creo que es irresponsable e inconcebible que esté haciendo este tipo de política. Ese es el panorama general, viene de arriba ".

Contacte a Eduardo Cuevas en [correo electrónico protegido] o seguir @eduardomcuevas en Twitter.

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.