Tribunal Supremo escuchará argumentos orales sobre DACA
La administración Trump y los abogados que representan a los beneficiarios de DACA presentarán argumentos orales en la Corte Suprema el 12 de noviembre. Foto de Elizabeth Mendez.

WASHINGTON, DC - La Corte Suprema escuchará argumentos orales en casos que podrían decidir el futuro de los beneficiarios de DACA el martes.

Tres casos, Trump v. NAACP, McAleenan v. Vidal y el Departamento de Seguridad Nacional v. Regentes de la Universidad de California, se han consolidado en uno, donde se pide a los jueces de la Corte Suprema que consideren si la decisión del Departamento de Seguridad Nacional los tribunales pueden revisar la política de DACA y determinar si la decisión de terminar con DACA fue o no legal. Entre los demandantes incluidos en la demanda se encuentra el sistema de la Universidad de California, el condado de Santa Clara y la ciudad de San José.

Mientras se libra la batalla en Washington, DC, los receptores de DACA en San José, como Mario López, esperan ansiosamente la decisión que podría determinar su destino.

López ha vivido en los Estados Unidos desde que tenía cinco años. López, de 32 años, dice que solicitó y recibió el estado DACA en 2013 y, al hacerlo, pudo obtener una licencia de conducir, abrir una línea de crédito y comprar su primer automóvil. También pudo conseguir un trabajo y actualmente trabaja para Silicon Valley at Home Action Fund.

Comparó a DACA con tener un chaleco salvavidas.

"No tenerlo nos permitiría ahogarnos", dijo.

López dice que está ansioso por el caso de la próxima semana porque no sabe en qué dirección va a votar la Corte Suprema.

Si se rescinde DACA, dice que será un grito de guerra para garantizar que la elección 2020 traiga un presidente y miembros del congreso que estén dispuestos a abordar las necesidades de la comunidad inmigrante.

En 2017, San José y el condado de Santa Clara demandaron al presidente Donald Trump por rescindir DACA. En el queja, el condado dijo que el 38 por ciento de sus residentes son nacidos en el extranjero, y agregó que "el condado de Santa Clara tiene el porcentaje más alto de residentes nacidos en el extranjero de todos los condados de California".

La historia histórica de esta política comenzó en junio 15, 2012, con la presidenta del sistema de UC, Janet Napolitano, quien se desempeñó bajo el presidente Barack Obama como secretaria del Departamento de Seguridad Nacional. en un memorándum Al anunciar el programa, Napolitano dijo que esta orden le dio a las autoridades de inmigración la oportunidad de ahorrar recursos en "casos de baja prioridad" para enfocarse en otros, y agregó que las leyes de inmigración de la nación no fueron diseñadas para "eliminar a los jóvenes productivos a países donde podrían no haber vivido". o incluso hablar el idioma ".

Los opositores cuestionan la constitucionalidad de la orden ejecutiva de Obama. El 5 de septiembre de 2017, la administración Trump anunció planes para rescindir el programa DACA, poniendo la responsabilidad de actuar en el Congreso.

"Lo compasivo es poner fin a la anarquía, hacer cumplir nuestras leyes y, si el Congreso decide hacer cambios a esas leyes, hacerlo a través del proceso establecido por nuestros Fundadores de una manera que promueva el interés de la nación", dijo Jeff Sessions, entonces Fiscal General durante su comentarios anunciando el fin de DACA.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. No ha aceptado nuevas solicitudes desde ese día, pero continúa aceptando solicitudes de renovación.

El programa protegió a los inmigrantes indocumentados durante dos años si podían probar, entre otras cosas, que habían sido traídos a los Estados Unidos cuando eran niños y que habían estado en el país desde 2007. No todos los elegibles aplicaron. Entonces, cuando Trump rescindió el programa, Maricela Gutiérrez, directora ejecutiva del grupo de derechos de los inmigrantes SIREN, con sede en San José, dijo que la gente estaba devastada.

“Ahora solo está abierto a renovación”, dijo en una entrevista reciente. "Y realmente ha eliminado a una gran población que tendría la oportunidad de obtener protección y permisos de trabajo y una licencia de conducir".

Gutiérrez dice que SIREN ha ayudado a aproximadamente 5,000 inmigrantes en California a solicitar DACA, la mayoría de los que viven en el condado de Santa Clara. Pero los activistas y beneficiarios admiten que DACA no fue una solución perfecta. En una llamada moderada por el Center for American Progress, Yemichi Cambrón, un receptor de DACA en Atlanta, Georgia, dijo a los periodistas que se estaba preparando para lo peor.

“DACA ha sido importante pero fue una solución como una tirita para un problema que necesita cirugía”, dijo.

El viernes, San José Spotlight habló con María Perales Sánchez, una de las demandantes en el caso presentado por la Universidad de Princeton que se está discutiendo en la Corte Suprema el martes.

Maria Perales Sánchez es la receptora de DACA nombrada en una demanda presentada contra el presidente Trump por la Universidad de Princeton.

Sánchez fue traída a los Estados Unidos desde México cuando tenía ocho años. Su madre, una activista en la práctica, trajo el mismo espíritu que había luchado para llevar electricidad y plomería a su pequeño pueblo en Guanajuato a su nuevo hogar en los Estados Unidos. Ella alentó a otros migrantes y los empujó a aprender inglés. Sánchez dice que obtuvo su espíritu activista de su madre, quien murió hace unos años de cáncer de mama.

Sánchez estaba estudiando en la Universidad de Princeton cuando la administración Trump anunció que rescindiría DACA. La universidad contactó a estudiantes indocumentados y presentó la idea de presentar una demanda para desafiar a la administración.

Ella fue la única receptora de DACA que acordó unirse a la demanda.

"Si nos echan pa'tras ya que, pero tenemos que seguir luchando", le dijo su padre en español.

Eso significa: "Si nos envían de regreso, ¿y qué? Tenemos que seguir luchando".

Su respuesta y el apoyo continuo de su familia han ayudado a Sánchez a prepararse para la batalla legal.

"Este no es el final independientemente", dijo. "Ya sea que recuperemos DACA o no se restablezca, vamos a seguir luchando porque todavía hay más de 10 millones de personas que no están protegidas por DACA y que no tienen ningún tipo de estatus". Esta pelea es para ellos también ".

La Universidad de Princeton afirma que su institución sufriría la pérdida de las contribuciones de los beneficiarios de DACA que asisten y trabajan allí. En la corte de la UC presentación, dijo que hay aproximadamente 4,000 estudiantes indocumentados en el sistema de la UC, “un número sustancial de los cuales son beneficiarios de DACA. Muchos de los miembros de su personal también son beneficiarios de DACA. “El condado de Santa Clara y la ciudad de San José se unieron a la demanda de la UC, argumentando que rescindir DACA fue una decisión arbitraria que violó el derecho de los inmigrantes al debido proceso.

Según el USCIS, aproximadamente 825,000 personas indocumentadas se han beneficiado de DACA. El Center for American Progress, un grupo liberal, realizó un estudio en los destinatarios de 1,105 DACA en todo el país y descubrió que el 60 por ciento de ellos informó haber comprado su primer automóvil después de recibir DACA. Otro 14 por ciento informó comprar su primera casa. La mayoría dijo que temía que un miembro de su familia pudiera ser deportado.

Claudia Flores, ex residente de San José, es gerente de campaña de inmigración en el Centro para el Fondo de Acción para el Progreso Estadounidense.

“Confiamos en que la Corte Suprema se alineará con las decisiones tomadas por tres jueces federales de todo el país que han decidido que la finalización de DACA no es consistente con la ley”, dijo en una llamada reciente.

Contacte a Elizabeth Mendez en [correo electrónico protegido] o sigue a @izziemae en Twitter.

La reportera Carina Woudenberg contribuyó a este informe.

Dejá tu comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.