VTA adopta prácticas mejoradas de limpieza en respuesta a preocupaciones de coronavirus
Un trabajador del servicio de VTA limpia un vagón de tren ligero con desinfectante en el centro de Mountain View durante el trayecto matutino el miércoles 11 de marzo de 2020. Foto de Adam F. Hutton.

La Autoridad de Transporte del Valle está tomando nuevas medidas para desinfectar autobuses, vagones de tren ligero y estaciones para combatir la propagación del virus COVID-19 en el condado de Santa Clara.

La respuesta de la agencia a las preocupaciones sobre la transmisión superficial del coronavirus recibió elogios tanto de los ciclistas habituales como de los defensores.

"Están haciendo todo lo que pueden", dijo la activista de tránsito Monica Mallon. "Es bueno que estén limpiando más la superficie y proporcionando suministros y equipos de protección a los trabajadores".

Aunque esas medidas son preventivas, los funcionarios de VTA enfatizaron la importancia de hacer todo lo posible para frenar la propagación del virus, incluida la sensibilización del público sobre cómo los ciclistas pueden protegerse a sí mismos y a la comunidad.

“Es lo mejor para todos que hagamos todo lo posible con los recursos que tenemos para educar a las personas y cualquier otra cosa que podamos hacer para prevenir la propagación de COVID 19”, dijo el portavoz de VTA Ken Blackstone.

La Dra. Sara Cody, Oficial de Salud del Condado, anunció el lunes que el número de casos confirmados de la enfermedad había saltó de 11 la semana anterior a 48 para el miércoles por la tarde Cody anunció una prohibición de tres semanas para reuniones de más de 1,000 personas, incluidos eventos deportivos, conciertos y conferencias, excluyendo aeropuertos, centros comerciales, edificios de oficinas y otros lugares similares donde las personas se reúnen y circulan.

También el lunes, una mujer de unos 60 años murió de la enfermedad en el Hospital El Camino en Mountain View.

Cody dijo que la mujer tenía problemas de salud subyacentes y fue el primer caso identificado por los trabajadores de salud del condado como resultado de una “transmisión comunitaria”, no relacionada con viajar a una región con un brote o contacto directo con una persona enferma. De los 43 casos confirmados, casi la mitad parecen no estar relacionados con viajes o exposición directa.

“El número y el tipo de casos hasta la fecha indican que el riesgo de exposición a este virus en nuestra comunidad está aumentando”, dijo Cody en una conferencia de prensa el lunes.

La Junta de Supervisores del condado recibió una extensa información de sus agencias y socios, incluido el VTA, durante una reunión el martes por la mañana. La jefa de seguridad y protección del sistema de la autoridad, Angelique Gaeta, aseguró a la junta que la VTA se mantiene informada sobre la propagación de la enfermedad al permanecer en contacto casi constante con los funcionarios de salud locales y federales, y seguir sus instrucciones.

Gaeta agregó que desde la reunión más reciente de la junta de la VTA el 5 de marzo, “hemos estado autorizando el uso de horas extras para apoyar una limpieza mejorada en todas las áreas de servicio, incluidos los autobuses, nuestros rieles ligeros, en las plataformas, nuestras máquinas expendedoras de boletos, lo que hacerse a diario ".

El jefe de seguridad de la agencia también dijo que la VTA había estado trabajando con la Administración Federal de Tránsito para "redirigir algunos fondos para apoyar una mejor limpieza y cualquier equipo de protección personal que nuestros empleados necesiten".

Durante el viaje de la mañana del miércoles, un equipo de limpieza de dos hombres estaba trabajando para desinfectar los vagones del tren ligero en la Línea Naranja en el centro de Mountain View antes de que salieran de la estación.

Fue un espectáculo bienvenido para Anjali Devudu, quien comienza su viaje diario de casi dos horas en la estación SoMa Caltrain de San Francisco y se transfiere a la estación de tren ligero VTA todos los días de camino al trabajo en Santa Clara.

Devudu, una abogada de 37 años, dijo que el miércoles fue la primera vez que notó a los trabajadores limpiando los vagones del tren ligero mientras esperaban en la estación. Señaló que los autos están "generalmente muy limpios", pero aprecia las "precauciones adicionales" a la luz de las preocupaciones por el coronavirus.

Como anécdota, Devudu dijo que había visto una disminución en el número de pasajeros durante el último tramo de su viaje en las últimas dos semanas.

“He podido conseguir un asiento todos los días”, dijo señalando un auto casi vacío detrás de ella a las 9 am del miércoles. "Ese no suele ser el caso".

Blackstone le dijo a San José Spotlight el miércoles que el número de pasajeros entre semana ha bajado un 5 por ciento desde mediados de febrero. No está claro si la disminución en el número de pasajeros se debe al virus.

El VTA ha estado proporcionando a los conductores de autobuses y operadores de trenes ligeros toallitas desinfectantes y guantes a medida que aumenta la preocupación por el coronavirus. Foto de Adam F. Hutton.

Mientras que otros pueden omitir sus desplazamientos habituales, ya sea porque sus trabajos les permiten trabajar de forma remota o porque están tomando transporte privado, Devudu dice que no tiene planes de alterar su rutina de tránsito.

“Me encanta el VTA”, dijo. "Yo creo que es genial."

Linda MacLeod, nativa de San José y pasajera ocasional del autobús de VTA, dijo que no ha notado que menos personas usan el transporte público.

Pero ha visto a algunos pasajeros tomar sus propias precauciones adicionales al usar máscaras respiratorias en autobuses y trenes. MacLeod dijo que también está tomando sus propias precauciones, usando desinfectante para manos después de viajar en autobús, pero es legalmente ciega y depende del transporte público para moverse, por lo que tampoco cambiará su rutina.

“No estoy reduciendo mi número de pasajeros y no planeo detener el uso del transporte público”, dijo MacLeod.

El ex abogado solía ser un viajero diario hasta que la VTA cambió su plan de servicio a fines de 2019, eliminando su ruta de autobús local.

“Sigo usando el autobús a pesar de que mi viaje de ida y vuelta al centro de la ciudad es generalmente de 45 minutos a una hora más”, dijo MacLeod. "Realmente, ¿cuáles son mis opciones?"

Póngase en contacto con Adam F. Hutton en [correo electrónico protegido] o sigue a @adamfhutton en Twitter.

Dejá tu comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.