San José impone un toque de queda, cientos protestan por la muerte de George Floyd por tercer día
Los manifestantes se enfrentaron a una línea de policías de San José en el tercer día de protestas por la muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado en Minneapolis. Foto de archivo.

 

Mientras las protestas estallaban por tercer día en el centro de San José el domingo por el asesinato de George Floyd, un hombre desarmado de Minneapolis, los líderes de la ciudad impusieron un toque de queda a las 8:30 pm a partir del domingo.

“Este departamento de policía quiere la paz, quiere continuar dialogando con esta comunidad (y) no quiere que ningún miembro de la comunidad sea perjudicado”, dijo el jefe de policía de San José, Eddie García. "También quiero que mis oficiales regresen a casa a salvo todas las noches".

El toque de queda en toda la ciudad desde las 8:30 pm hasta las 5 am durará los próximos siete días. Aunque las protestas se han centrado en el centro de San José, los líderes de la policía dicen que han oído hablar de saqueos en otras partes de la ciudad.

“Una de las principales razones por las que se extiende por toda la ciudad es que parte de la información que estamos obteniendo con respecto al saqueo no se encuentra solo en el centro de la ciudad”, dijo García. "(El toque de queda) permite a nuestros oficiales tener esas herramientas para detenerse antes de que suceda".

El jefe de policía dijo que las personas podrían ser arrestadas por violar el toque de queda de las 8:30 pm. Pero el administrador de la ciudad, David Sykes, aclaró que los trabajadores esenciales, los miembros de los medios de comunicación y las personas que salen a cuidar a la familia no serán arrestados.

García agregó que los oficiales serán "juiciosos" al hacer cumplir el toque de queda.

"No vamos a ser proactivos con eso, no vamos a instituir la ley marcial si alguien está fuera de sus hogares", dijo García. "Este es un llamado para que nuestros oficiales puedan mitigar los agitadores necesarios en las multitudes".

Pero el toque de queda no pareció disuadir a los manifestantes el domingo, casi una semana después de que Floyd fuera asesinado por un ex oficial de policía de Minneapolis que fue visto en un video presionando su rodilla contra el cuello de Floyd durante nueve minutos. El oficial, Derek Chauvin, fue acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

La protesta del domingo comenzó con más de 1,000 manifestantes en el Ayuntamiento de San José. Como el 8:30 pm toque de queda en toda la ciudad se acercaron, los manifestantes comenzaron a marchar por el centro mientras cantaban "George Floyd" y "No puedo respirar".

Algunos manifestantes se quejaban y expresaban sus quejas directamente a los agentes de policía. Más de 50 oficiales estaban en la escena, alineados con equipo antidisturbios.

"(Espero) que todos podamos llevarnos bien en San José", dijo Jewelvette Holmes, de 52 años, una manifestante de San José. "No quiero más violencia, pero si eso es lo que se necesita, la necesitamos".

Muchos manifestantes pidieron a la policía que se arrodillara en solidaridad y al menos un oficial lo hizo.

Más de un puñado de manifestantes pintaron grafitis en edificios del centro de la ciudad. Muchos de ellos escribieron "F-k the police" y "ACAB", que significa "todos los policías son bastardos".

"Personalmente, creo que el sistema de justicia en Estados Unidos es extremadamente defectuoso de arriba hacia abajo y este es el primer movimiento importante que he visto donde las personas se defienden y dicen: 'No más'", dijo Jonathan Brandel, de 28 años, Un manifestante de Morgan Hill.

Docenas de oficiales siguieron a los manifestantes marchando en motocicletas y cruceros de la policía.

Después de las 8:30 p. M., La policía anunció en voz alta que los manifestantes estaban sujetos a arresto si no se iban a casa. Dispararon al menos una ronda de balas de goma.

Aproximadamente una hora después, el grupo de manifestantes disminuyó a unas 50 personas y fueron rodeados por la policía en la calle 9, entre las calles E. Santa Clara y San Fernando. Los manifestantes huyeron de la policía por el vecindario adyacente y saltaron las cercas del patio trasero. Algunos oficiales persiguieron a los manifestantes, pero no se hicieron arrestos visibles.

Algunas personas que violaron el toque de queda fueron detenidas y se les dijo que permanecieran en un patio trasero. La policía abandonó el área 20 minutos después sin más instrucciones.

Los funcionarios de Santa Clara se unieron a San José para ordenar un toque de queda a las 8:30 p.m., el domingo, y lo anunciaron minutos antes de que comenzara.

Las ciudades se unen a otras 40 ciudades para implementar un toque de queda para controlar los disturbios que estallaron después de la muerte de Floyd.

“Santa Clara y San José han compartido las fronteras de la ciudad donde se encuentran los distritos comerciales de Westfield Valley Fair y Santana Row y han sido identificados como lugares de posible interés para protestas y redadas”, dijo un comunicado de prensa de los funcionarios de Santa Clara.

Se le preguntó al jefe de policía de San José por qué la ciudad esperó hasta el domingo para implementar un toque de queda cuando otras ciudades lo han estado haciendo durante días.

“Queríamos darle a la comunidad la oportunidad de desahogarse ... queríamos adoptar un enfoque de 'esperar y ver'”, dijo García, y agregó que será una herramienta para disolver los agitadores.

La muerte de Floyd ha provocado un juicio nacional sobre los asesinatos policiales de personas negras, lo que lleva a seis días de protestas en todo el país de Minnesota a Nueva York, Denver, Chicago y Oakland.

García dijo que la policía de San José realizó más de 100 arrestos durante las protestas, incluida la mujer que condujo su camioneta entre la multitud el viernes, y tenía motivos para usar gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes.

 

“Creo que todos los departamentos de policía del país desearían que una vez que dieran una orden legal de dispersión, la gente se dispersara y no continuara con la violencia”, dijo García. "Así que después de eso es cuando entran en juego las tácticas que yo he visto (y) has visto que todas las grandes ciudades metropolitanas de este país, desafortunadamente, tienes que usar".

El domingo marcó el tercer día consecutivo de protestas en San José. En sábado, los manifestantes marcharon Cuarta calle hacia el Ayuntamiento antes de encontrarse con la línea de policía. El enfrentamiento llevó a los oficiales de policía a disparar rondas de goma y sacar sus bastones.

Las manifestaciones comenzaron el viernes por la noche con cientos de gente derramándose en las calles y marchando hacia la autopista 101, bloqueando el tráfico durante casi una hora. Una camioneta chocó contra la multitud, los manifestantes arrojaron piedras y botellas de agua a los agentes de policía, prendieron pequeños incendios y destrozaron los negocios cercanos del centro. Un oficial resultó herido por un objeto desconocido arrojado contra él.

El auditor de la policía independiente de San José investigará cualquier video que se les envíe, dijo García.

Un oficial de policía de San José está bajo investigación después de que aparecieron videos en las redes sociales que mostraban al oficial Jared Yuen diciendo improperios a los manifestantes y lamiéndose los labios antes de que la policía comenzara a usar la fuerza.

“No estoy contento con sus acciones. Estoy seguro de que si Jared estuviera sentado aquí también se sentiría avergonzado ”, dijo García. “Pero te diré que conozco a Jared, y es un buen chico, que cometió un error, que dejó que sus emociones se apoderaran de él. Ha arriesgado su vida por este departamento de policía, en muchas ocasiones ”.

García dijo que los investigadores considerarán todos los servicios de Yuen en el departamento durante la investigación.

"Él será responsable de sus acciones y tendrá que lidiar con las consecuencias", dijo García, y agregó que el departamento de policía examinará todas las denuncias de mala conducta durante la protesta.

El alcalde Sam Liccardo se unió a García y Sykes el domingo para discutir el nuevo toque de queda de la ciudad.

“Debemos recordar que cada uno de los cientos de oficiales que se han destacado en estas protestas se enfrenta a una gran cantidad de personas, algunas de las cuales han estado muy enojadas”, dijo Liccardo. "Lo han hecho mientras esquivaban botellas, detonaban fuegos artificiales, a veces peor".

Liccardo dijo que los agentes mostraron una "excepcional demostración de moderación" en las protestas.

Sin embargo, algunos manifestantes alegaron que los oficiales dispararon indiscriminadamente contra personas en la calle.

El residente de San José, Tim Harper, de 40 años, protestó tanto el viernes como el sábado. Foto de Katie Lauer.

Tim Harper, un trabajador de la construcción de 40 años dijo que ayudó a trasladar a un oficial herido durante la protesta del viernes. Más tarde esa noche, mientras trataba de ayudar a un niño que había sido golpeado con una ronda de goma, dijo que también le dispararon.

"Tuve que venir aquí porque soy una prueba de cuán corruptos son estas personas", dijo Harper. “Ayudé a uno de ellos a arrastrar (al oficial) al auto. No era agresivo, tenía las manos en alto y todavía me dispararon. No importa el color de piel que tengas ”.

Liccardo se arrodilló con los manifestantes el domingo.

“Me uní a varios de los manifestantes hoy en el Ayuntamiento, y estoy orgulloso de que, con muy pocas excepciones, nuestras comunidades demuestran pasión por la justicia de forma no violenta”. Liccardo dijo el domingo. “Y espero que sigan haciéndolo. Su protesta es justa, su indignación está justificada por el horror de la muerte de George Floyd ".

Sin embargo, Liccardo denunció la violencia en las protestas.

“Sin embargo, hemos visto episodios de conducta violenta, que van desde lo horrible que vimos con una mujer que conducía su todoterreno a través de la entrada de la multitud hasta los transeúntes. . . al terrible asalto a un policía (que) lo envió al (centro médico) ”.

A raíz de la muerte de Floyd, Liccardo y otros líderes de la ciudad denunciaron rápidamente las acciones del oficial de policía de Minneapolis.

“San José está unido en indignación por el atroz crimen cometido en Minneapolis y en tristeza por la horrible muerte de George Floyd”, dijo Liccardo en un comunicado el viernes. "El SJPD adoptará un enfoque mesurado para facilitar la protesta pacífica, pero no habrá tolerancia de la violencia hacia nuestra gente o el daño a nuestra ciudad".

A principios de semana, García dejó en claro que ese comportamiento de los agentes de policía no sería tolerado por una clase de nuevos reclutas de la policía de San José.

“Nuestras comunidades nos necesitan y, lamentablemente, nuestras comunidades de color a veces son las que más nos necesitan”, dijo García a los reclutas. “Su comunidad confía en usted, y debe tratar eso de manera tan preciosa ... esto empañó nuestra insignia y dificultó su trabajo. Me disgustó cuando vi esto. Tienes la capacidad de volver a lucir esta insignia ".

Contacte a Mauricio La Plante en [correo electrónico protegido] o sigue @mslaplantenews en Twitter. Póngase en contacto con Luke Johnson en [correo electrónico protegido] y sigue a @Scoop_Johnson en Twitter.

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.