Camiones de comida rescatan cena navideña para personas sin hogar en San José
El dueño del camión de comida Cielito Lindo Mexican Street Kitchen, Gustavo García, le da una comida fría y caliente a Heather Hinojosa, quien se describe a sí misma como una transeúnte que vive en Charles Street. Foto de Vicente Vera.

Un mar de vehículos recreativos se alineaba en el camino hacia el refugio para hombres de CityTeam en San José, donde la organización sin fines de lucro distribuyó su cena anual de Navidad. Entre ellos había dos camiones de comida.

Tener que cambiar de planes Después de que se identificó un caso de COVID-19 en el refugio y la cocina, la organización tuvo 48 horas para encontrar una manera de hacer que la cena ocurriera, dijo la portavoz de CityTeam, Darlene Tenes.

“Los camiones de comida pasaron, lo cual es genial porque les dimos muy poco aviso para hacer unos cientos de comidas”, dijo. "Realmente dieron un paso al frente".

Tenes se puso en contacto con Ryan Sebastian, fundador del negocio de redes de camiones de comida Moveable, y dos camiones de comida acordaron salir y distribuir comidas gratis a cualquiera que viniera.

Uno fue el Waffle Roost, que cocinó 100 platos de pollo a la parrilla con arroz blanco y brócoli, distribuidos a través de la ventanilla del camión en pequeñas cajas bien selladas.

Las fuertes brisas y las temperaturas frescas no impidieron que la gente entrara en la acera desordenada donde los camiones estaban estacionados durante toda la tarde.

Lupe Niño, que cocina y conduce para Waffle Roost, dijo que no tenía idea de que estaría trabajando el día de Navidad hasta que su jefe la llamó y le contó sobre el dilema de CityTeam.

“Tenía el día libre, luego el jefe me llamó y me preguntó si trabajaría. Simplemente dijo, 'Coge el camión' y me dio las instrucciones ”, dijo en español. "Por supuesto, dije que sí".

Aunque los camiones se pagaron a través de las donaciones solicitadas por CityTeam, Niño dijo que saber que sus comidas se servirán a las personas sin hogar que más las necesitan le trae felicidad.

“No tienen comida, así que me alegro de poder ayudar donde pueda”, dijo. "Creo que a la gente le va a encantar la comida".

En el estrecho pasillo dentro del camión Waffle Roost, Niño tomó rodajas de pollo y las colocó en la parrilla. Salía del camión de vez en cuando para tomar aire fresco y saludar a los demás trabajadores del servicio de alimentos.

Tenes dijo que CityTeam pudo cubrir los costos de las 300 comidas a través de donaciones a pesar de que pagaron $ 12 por comida, a diferencia de los $ 2 que cuesta cuando el refugio para hombres prepara la comida.

“Lo mejor de las personas que donaron $ 12 por comida es que no solo alimenta a una persona sin hogar el día de Navidad, sino que también ayuda a apoyar a las pequeñas empresas que se han visto muy afectadas por la pandemia”, dijo Tenes. "Fue un gasto que no esperábamos, pero no queríamos que nadie pasara hambre el día de Navidad".

De pie entre su camión de comida y una mesa llena de recipientes de plástico llenos de comida estaba Gustavo García, propietario de Cielito Lindo Mexican Street Kitchen.

Dijo que no había forma de que perdiera la oportunidad de ganar algo de dinero extra el día de Navidad y de alimentar a las personas que no tienen comida durante las fiestas.

“Es porque también estamos pasando por una situación realmente difícil como todos los demás, y eventos como este nos ayudan mucho”, dijo García en español. "Me dolió dejar a nuestras familias hoy (para trabajar), pero no todos estamos en condiciones de ayudar".

 

García dijo que Cielito Lindo Mexican Street Kitchen preparó 150 comidas frías que incluían galletas, manzanas y papas fritas y 50 comidas calientes.

Aquellos que vinieron a por comida tenían la opción de comprar tanto una comida caliente como una comida fría, dijo Tenes.

Heather Hinojosa, quien se describió a sí misma como una transeúnte que vive en Charles Street, dijo que tuvo una experiencia maravillosa durante la distribución de comidas de Acción de Gracias de CityTeam y decidió venir a las comidas de Navidad.

Caminando alrededor de los dos camiones que ayudan a guiar a las personas a través de sus opciones de comida, Hinojosa dijo que está donando su tiempo para retribuir su comida gratis.

"Tenía la esperanza de dar y recuperar sólo porque estoy en la misma situación que muchas de estas personas maravillosas", dijo. "Ni siquiera importa (qué comida consigo), solo estoy agradecido".

Dijo que trabaja en conciertos, como reparto de comida, para ganar dinero. Cuando tenga suficiente para quedarse en hoteles, tomará el jabón extra y otros artículos de higiene para devolver a los demás.

“Trato de devolverle las cosas a las personas que veo en mi situación”, dijo Hinojosa. "Y para los animales sin hogar, soy un tonto para (ellos)".

Contacta con Vicente Vera en [correo electrónico protegido] o síguelo en @vicentejvera en Twitter.

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.