Defensores de San José dicen que el plan de inmigración de Biden es injusto
Alejandra Trigeros posa con un cartel que dice "Liberen a todos" durante una protesta por los derechos de los inmigrantes frente al Ayuntamiento de San José. Foto de Sonya Herrera.

Como presidente Joe Biden fue investido en el Capitolio de la nación, Los residentes de San José se reunieron para exigir el estatus legal de los 11 millones de residentes indocumentados del país.

"¿Qué queremos?" ellos gritaron. "¡Documentos! ¿Cuándo los queremos? ¡Ahora!"

Defensores locales desde noviembre han presionado a la administración Biden dar prioridad a una reforma migratoria integral, incluida una vía hacia la ciudadanía para los beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), poner fin a las redadas de ICE y reunir a las familias separadas.

“El mensaje de hoy es que queremos papeles para todos”, dijo Salvador “Chava” Bustamante, director ejecutivo de Latinos Unidos por una Nueva América (LUNA). La organización sin fines de lucro con sede en San José organiza a los residentes latinos para que cabildeen por la legislación local, estatal y federal relacionada con la pobreza y la inmigración.

Salvador Bustamante, director ejecutivo de Latinos for a New America, con sede en San José, instruye a los manifestantes en Emma Prusch Farm. Foto de Sonya Herrera.

Bustamante ayudó a organizar la protesta junto con muchos grupos, incluidos Amigos de Guadalupe, Decolonial Action Lab, La Voz de los Trabajadores y Pangea Legal Services, con sede en San José, para organizar una protesta de caravanas de automóviles al Ayuntamiento de San José desde la granja Emma Prusch en el este. San José el miércoles. La protesta, a la que asistieron más de 100 personas, estaba programada para la fecha de la toma de posesión de Biden con el fin de presionar a la nueva administración para que promulgue una reforma migratoria lo antes posible. Acerca de 140,000 Los inmigrantes indocumentados vivían en el área de San José a partir de 2016, según Pew Research.

Gabriel Manrique, un organizador comunitario en el este de San José que trabaja con LUNA, dijo que recuerda cuando el ex presidente Barack Obama y el entonces vicepresidente Biden fueron elegidos en 2008 y los defensores tenían la esperanza de que hubiera cambios en el horizonte.

“Los demócratas ganaron el control tanto del Senado como de la Cámara (de Representantes)”, dijo Manrique. "Desafortunadamente, no pasó nada".

La administración Obama promulgó el programa DACA en 2012, que brindó protección temporal a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país cuando eran niños. Manrique dijo que si bien el programa fue bienvenido, solo abordó las necesidades de aproximadamente 1 millón de los 11 millones de inmigrantes indocumentados del país, muchos de los cuales han vivido y trabajado en el país durante décadas.

“Tenemos mucha gente que ha estado esperando 10, 20, 30 años por una tarjeta verde”, dijo Manrique. "La mayoría de los inmigrantes indocumentados no pueden postularse al programa".

Los manifestantes alinean sus vehículos antes del inicio de la caravana de automóviles desde la Granja Emma Prusch hasta el Ayuntamiento de San José. Foto de Sonya Herrera.

En su primer día en el trabajo, Biden introdujo la Ley de Ciudadanía de 2021, que les da a los inmigrantes indocumentados la posibilidad de solicitar una tarjeta verde, o estatus de residente permanente legal, en cinco años si pasan verificaciones de antecedentes y pagan impuestos. Podrían solicitar la ciudadanía estadounidense después de tener una tarjeta verde durante tres años y pasar verificaciones de antecedentes adicionales.

Según la legislación, los residentes de DACA, los trabajadores agrícolas y las personas con estatus de protección temporal podrían solicitar el estatus legal de inmediato. También impulsaría la seguridad fronteriza con tecnologías de detección y entregaría ayuda financiera a los países centroamericanos.

El ambicioso proyecto de ley de reforma migratoria sería el paquete de reforma migratoria más amplio desde la década de 1980.

Pero Manrique dijo que cinco años es una espera demasiado larga para la mayoría de los residentes indocumentados, particularmente durante la pandemia de coronavirus.

"COVID-19 ha afectado a todas las personas", dijo Manrique. "(Los indocumentados) no tienen dinero para el alquiler, pero tampoco tienen el cheque de estímulo ... No reciben ninguna ayuda".

Un vehículo espera la señal de tráfico en Alum Rock Avenue y King Road durante la caravana de automóviles hacia el Ayuntamiento de San José. Foto de Sonya Herrera.

Los trabajadores indocumentados pagan $ 120 mil millones por año en los impuestos locales, estatales y federales, según el Center for American Progress, muchos utilizan un número de identificación de contribuyente individual en lugar de un número de seguro social.

Pero a pesar de pagar impuestos, así como miles de millones en pagos de alquiler e hipotecas, los residentes indocumentados no reciben los mismos beneficios que los residentes legales.

Los manifestantes escuchan los discursos durante la manifestación por los derechos de los inmigrantes frente al Ayuntamiento de San José. Foto de Sonya Herrera.

Luis Moreno, organizador de Decolonial Action Lab y residente indocumentado de San José, dijo que vivir sin estatus legal en los Estados Unidos durante la pandemia es como vivir "en una película distópica de ciencia ficción".

“Nos tratan como ciudadanos de segunda clase”, dijo Moreno. “No estamos pidiendo un favor; les pedimos que reconozcan quiénes somos ".

Veronica Avendaño, una organizadora y residente indocumentada que ha vivido en San José durante 20 años, dijo a través de un traductor que ha tenido la suerte de haber permanecido empleada durante la mayor parte de la pandemia. Sin embargo, cuando estuvo temporalmente suspendida durante tres meses entre marzo y junio, no tuvo acceso a un seguro de desempleo, alivio del alquiler u otros servicios.

“Me gustaría una mejor reforma migratoria, porque los políticos hacen promesas pero hacen muy poco”, dijo Avendaño. “Basta de mentiras de los presidentes”.

Contacte a Sonya Herrera en [correo electrónico protegido] o siga @SMHsoftware en Twitter.

 

Política de comentarios (actualizada el 11/1/2021): Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios o prohibir a los usuarios que se involucren en ataques personales, incitación al odio o en exceso, o que hagan declaraciones falsas verificables. Los comentarios son moderados y aprobados por los administradores.

Dejá tu comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.